Erase que se era... Erase que se es, nuestra BLEsdeL, una biblioteca de lengua española en Lugano.
Se difunde la cultura y todo aquello que cobija la lengua española. Se crean talleres de poesía, se presentan libros, se promueven actividades, se intercambian ideas y pensamientos, se conversa, y día a día van incrementándose las posibilidades de poner en práctica todo ese crisol de material que animado por personas activas y calificadas, con filósofos, profesores, estudiosos, etc. ya empeñados en la labor de difusión de la lengua en centros privados y oficiales.
Pero hoy, aquí puntualizo que como por arte de magia, aparece en nuestra biblioteca BLEsdeL, un señor alto, muy alto con acento de hablar otros idiomas y nos pregunta ¿Es aquí la biblioteca? Porque me ha enviado el Dr. X diciéndome que podré recuperar el español aprendido hace muchos años y que hoy mi memoria se niega a comunicarme.
¡Inmediatamente se encontró cómodo! Nos saludó, estrecho nuestras manos, tomamos juntos café, charlamos largamente y cuando llego la hora de terminar nuestra improvisada tertulia nos despedimos hasta la siguiente ocasión (prometió volver y volver), convencidos que compartiríamos nuevamente: idioma, té y simpatía.
Agradecemos al Dr. X que haya indicado a BLEsdeL. Seguramente nos conoce bien si ha pensado que su paciente podría encontrar comprensión y calor humano, además de refrescar un idioma (el segundo del mundo).
Las historias continuarán, porque son muchos los socios que llegan hasta nosotros, no solo buscando cultura y eventos.
Y colorín colorado este cuento por hoy, se ha acabado y mañana otro día será.

Doña Concepción Sánchez

Anterior    Sucesivo