Observo los niños de hoy, no pienso que los de antes fuesen mejores, no pienso que los tiempos pasados hayan sido mejores, simplemente han cambiado mucho y muy deprisa.
Mis dos nietos cada vez que salen con sus padres deben coger un gran bolso porque éste tiene que alojar una gran familia de muñecos para poder jugar en cualquier sitio �porque sin ellos, se aburren!
Spiderman, Superman, Ben Then los mueven de aquí para allá, de arriba abajo emitiendo sonidos para representar los movimientos, ahora caen, ahora vuelan, ahora pelean, yo les hago notar que los muñecos son inanimados y solo cobran vida a través de sus manos.
El otro día les sugerí porque no llevaban de vez en cuando un cuento, o un libro con ellos, asegurándoles que era el mejor antídoto contra el aburrimiento, su expresión fué todo un poema, no hacía falta que me dijesen no con la boca, �Quién sabe si un día saborearan las mieles de una buena butaca, una buena luz y un buen libro para alimento de la mente y el espíritu.
�Vaya un HURRA para todos los niños que leen!

Doña Concepción Sánchez

Anterior    Sucesivo