Mi familia por completo, tanto por el lado de mi mamá como el de mi papá, son españoles. Pero nosotras crecimos en Venezuela, pues mis abuelos migraron por la guerra civil, y mis padres que se conocieron en las Palmas de Gran Canaria, vinieron por el paraíso y las riquezas de la Caracas de los 70.
Así que en casa teníamos una mezcla de tradiciones: una mañana cualquiera se podía escuchar un Lp con el “Alma llanera”, para luego pasar a una zarzuela, seguido de “toy contento” para cerrar con una “Isa”.
Podíamos oír en una sola frase: “Mi niña, la masa no está para bollo, así que hay que estudiar porque si no te quedas tan bruta que no sabrás ni hacer una O con un canuto”.
Mezcla de culturas por completo. Por ejemplo, en navidad quien nos traía los regalos era Santa, quien por órdenes del niño Jesús, llegaba a la casa con sus desastrosos renos, pero si nos portábamos mal en el año, en vez de regalos nos dejaba piedras de carbón.
Luego de 31 años, descubrí que quienes traen carbón son los Reyes Magos, que llegan el seis de enero a cada casa en España. Además, el día anterior las ciudades se paralizan, porque es la cabalgata de los reyes. Los mismos vecinos se organizan entre sí, arman las carrozas, toman los burros, bueyes y ocas del zoológico, las diversas bandas afinan sus instrumentos y desfilan por las calles repartiendo caramelos a los niños que ansiosos esperan en las aceras por ver a los Reyes.
Me encantan estas tradiciones.

 

Tibisay Fuentes Herrera, desde Guadalajara, España

Si lo desean pueden visitar mi BLOG con más material, GRACIAS.

Anterior    Sucesivo